jueves, 30 de abril de 2015

Mihai Adascalitei reseña Calabazas en el trastero: Entierros

Hoy tengo el placer de presentaros una reseña realizada por Mihai Adascalitei, del estupendo blog Dark Wolf's Fantasy Reviews, que muy amablemente el propio Mihai nos ha ofrecido para traducir y publicar (podéis leer la reseña original, en inglés, aquí). Mihai es un fiel seguidor de la literatura fantástica escrita en español y en esta ocasión nos habla de Calabazas en el trastero: Entierros. Le agradezco muchísimo esta oportunidad y espero que disfrutéis con la reseña. 

Un antología de terror centrada en entierros y funerales es un concepto muy interesante, con amplias oportunidades de hacer que el tema sea realmente espeluznante. Con el temor de ser enterrado vivo viniendo a mis pensamientos, un tormento convertido en aún más terrorífico por las historias de Edgar Allan Poe y la película Enterrado, protagonizada por Ryan Reynolds y dirigida por Rodrigo Cortés, Calabazas en el trastero: Entierros podía sepultarme bajo aún más pesadillas relacionadas con el camino final que todos hemos de tomar inevitablemente.

"El tratado de Michael Ranft" de Miguel Puente Molins – En la noche de Halloween dos amigos van al cementerio a desenterrar a una supuesta bruja gitana: uno de ellos para demostrar la afirmación de Michael Ranft, publicada en un tratado de doscientos años de antigüedad sobre los vampiros, de que las brujas son muertos vivientes; el otro, para desmentirlo. No hay nada especialmente rompedor en la historia que abre esta antología, pero Miguel Puente Molins ejecuta muy bien el tema del "Tratado de Michael Ranft". Los oscuros y arcanos volúmenes sobre temas ocultos siempre ejercen un influjo sobre mí y al autor crea además imágenes muy potentes con este relato. Los actos violentos que rodean la muerte de la supuesta bruja son brutales; sin caer en el gore gratuito, Miguel Puente Molins proyecta en los ojos de los lectores imágenes difíciles de olvidar mediante el acto brutal que conduce al suicidio de la presunta bruja. Y la falta de un giro original en la conclusión es compensada sobradamente por la forma en la que el protagonista experimenta el suceso final, incluso viendo a las ratas como pequeñas cositas dulces y juguetonas con la esperanza de que sean la causa de los horribles sonidos que le rodean.

"Certificado de defunción" de Manuel Osuna – Alfredo, un viejo enterrador que se esfuerza en llegar a fin de mes, acepta el extraño trabajo de llevar a un hombre sin identificar, muerto ahogado, al cementerio cercano. Cuando en medio de la noche una tormenta invernal le impide avanzar más y los lobos de los bosques cercanos asustan y hacen huir a sus caballos, Alfredo se enfrenta una inminente muerte por congelación o devorado por los depredadores nocturnos. Su único medio de escape parece ser el ataúd caído del carruaje. Manuel Osuna crea una excelente atmósfera con su historia; además, la incómoda sensación que dejan las peculiaridades del trabajo de Alfredo, la extremas condiciones climáticas y la amenaza de los depredadores nocturnos generan un ambiente opresivo, que funciona completamente. El final de la historia es algo predecible, pero afortunadamente la situación sólo se adivina bien llegado el final, hasta el punto de que "Certificado de defunción" me tuvo elucubrando sobre la resolución, con sobradas oportunidades de disfrutar con el proceso.

"De cómo el señor alcalde acude al debate nocturno de Buddy, 'el Enterrador'" de Juan de Dios Garduño – Buddy, un fracasado que se ha conformado con trabajar como enterrador y encargado del cementerio de su pueblo, suele celebrar debates intelectuales nocturnos en su casa, pero para el próximo, sobre la superioridad de la literatura de terror sobre la convencional, necesita invitar al alcalde para que apoye su postura. Es un historia bastante corta, pero todas las piezas de la trama encajan, satisfactoriamente, justo al final. También hay un toque de humor en el relato de Juan de Dios Garduño y aunque es bastante negro funciona en favor de la historia, añadiendo un interesante nivel adicional.

Todo es empezar de Pedro Escudero Zumel – Samuel, el narrador de la historia, recuerda, veintitrés años después, su primer día de trabajo como uno de los cuidadores del cementerio, cuando Antonio, el veterano del puesto, le guió en algunas de las tareas de su nuevo empleo. Sólo que algunas de ellas requerían más sangre fría de la que Samuel podía imaginar. Aunque el relato da un enfoque del tema de la antología diferente al de las historias anteriores, no consigue provocar un sentimiento de terror. Sí, el protagonista se ve enfrentado a algo completamente inesperado, pero su pánico me dejó frío y el peligro que le acecha durante sus años de trabajo no deja la sensación de amenaza que se nos quiere hacer ver. 

"La procession de las plañideras" de Jorge Mulero Solano – Una procesión de plañideras sigue a los cuerpos y espíritus de 26 mujeres, muertas en extrañas circunstancias, al más allá. No he podido encontrar una trama definida en la muy corta extensión de esta historia y sólo puedo decir que algunas de las plañideras de la procesión son las virtudes mitológicas y que hay también algunas otras referencias a la mitología griega. Aunque es difícil definir el relato de Jorge Mulero Solano, contiene algunas imágenes potentes. 

"El cruce de la música" de Francisco Jesús Franco – El protagonista de la historia secuestra a tres niñas que encuentra al borde de la carretera tras un accidente de coche. "El cruce de la música" está contado a través de la conversación que el protagonista tiene con las tres niñas secuestradas mientras las conduce a un lugar escondido en el bosque y ya en el destino, aunque se trata más bien de un monólogo, ya que las aterrorizadas niñas no participan en el diálogo. Este enfoque de Francisco Jesús Franco aporta gran fluidez a su relato. La charla constante está marcada por repentinos cambios en la actitud del protagonista, algunas veces muy educado, otras enfadado, otras burlesco, y arroja luz sobre el terror que hay detrás de sus actos y sus motivos. La tragedia de las tres niñas se desvela también a través de pequeños comentarios hechos cuando ellas reaccionan de alguna manera a algo que dice el protagonista; estos pequeños retazos de sus respuestas al temible suceso que las acecha añaden aún más horror a la historia.

"Cosecha de huesos" de José María Tamparillas – Lucas Cebrián hereda una pequeña granja de su tío pero sus esfuerzos se ven recompensados solamente con unas minúsculas cosechas y un gran número de huesos humanos enterrados. Desconoce que la gente de un pueblo cercano entierra a los suicidas en ese campo y cuando Lucas lo descubre, sospecha que hay algo que conecta esos entierros con sus pobres cosechas. José María Tamparillas construye una atmósfera profundamente oscura e inquietante a través de esta historia. Empezando por Lucas, un personaje cuya existencia está repleta hasta el borde de desgracias y continuando con el escenario, que arroja aún más penas sobre la calamitosa vida de Lucas, "Cosecha de huesos" es una historia llena de sentimientos inquietantes. 
“Mes tras mes, año a año, Lucas peleaba con denuedo contra el destino que había heredado: una granja contagiada de lepra, en medio de un páramo insalubre donde sólo medraban los mosquitos, las culebras y las ratas: rodeado de una tierra estéril con la que había que pelearse para obtener algún fruto.”
Esta perturbadora sensación y esa opresiva atmósfera comienzan a aumentar; la constante presencia del calor y la humedad, la soledad auto-impuesta junto con las sospechas y los rechazos que Lucas soporta de los habitantes del pueblo y los extraños sucesos que rodean a los entierros hacen a la historia aún más escalofriante. La joya de la corona es una conclusión en forma de una larga y muy potente escena final, llena de imágenes sin concesiones y tensión de alto voltaje alrededor de un suceso de lo más siniestro. José María Tamparillas consigue un equilibro entre imágenes incómodas y sensaciones espeluznantes que hicieron que "Cosecha de huesos" me pusiera la piel de gallina. Potente caracterización y una excelente atmósfera convierten a esta historia en una de las mejores que he leído últimamente.

"No somos nada" de Laura Luna Sánchez – Mientras asiste al funeral de un amigo, la protagonista del relato hace comentarios sobre los demás asistentes. Aunque la historia toca el tema de la antología, se desvía de los elementos terroríficos para convertirse más en una denuncia de la hipocresía y el status social. Es también un relato muy corto, aproximadamente de la misma longitud que "De cómo el señor alcalde acude al debate nocturno de Buddy, 'el Enterrador'", pero mientras que aquél golpea a través del humor negro, "No somos nada" no ofrece ese tipo de compensación. Me temo que aunque los comentarios sobre la sociedad moderna y las relaciones a las que conduce son interesantes, la historia no da en el blanco en lo que respecta a los aspectos inquietantes y perturbadores que son el objetivo de la antología.

"Moroaica" de Juan José Hidalgo Díaz – Sophia Smith regenta una herbolistería, pero la otra cara de su negocio está relacionada con aspectos más ocultos. Cuando una condesa entra en la tienda y su sirviente llama a Sophia con una extraña palabra, siente que puede encontrar una respuesta, con ayuda de la condesa, al poderoso sueño que la acecha constantemente. El título de la historia me trajo asociaciones nada más leerlo; el moroi es una parte importante de la mitología rumana (se cree que un bebé que muere antes de ser bautizado, o que es asesinado o enterrado vivo o una persona enterrada sin ceremonia religiosa se puede convertir en un moroi. En otras leyendas, un moroi es el hijo de dos strigoi, que son malos espíritus de los muertos). La historia me demostró que no me equivocaba: “Moroaica” trata exactamente de ese elemento de la mitología rumana y lo hace con extraordinaria eficiencia. Juan José Hidalgo Díaz viste esta historia con potentes escenas y sensaciones espeluznantes; su historia me provocó, más de una vez, escalofríos por la columna vertebral. El extraño sueño de Sophia, sus visitas al manicomio y la historia que escucha son los momentos más destacados de este magnífico relato. El autor también adorna “Moroaica” con aspectos oscuros de la época histórica en la que se desarrolla la historia, añadiendo horror por medio de algunas crudas realidades de esos tiempos. Me ha encantado la tremendamente inquietante historia de Juan José Hidalgo Díaz no sólo por su excelente acercamiento a una leyenda rumana, sino por que enfoca el tema de la antología con originalidad.

"… Y evitar los malos pensamientos" de Manuel Mije – Un tío y su sobrino, ambos sordomudos, va un funeral a su pueblo y por el camino dejan pequeños objetos en la carretera. Esta historia es un poco extraña, pero en no en un modo malo. Funciona de forma sutil y el desenlace se deja colgando en el aire, sin una conclusión directa. De entre los relatos de esta antología, el de Manuel Mije es, además, el que deja un sentimiento más optimista al finalizar, pero sin renunciar a constatar a algunas tristes realidades sobre la humanidad por el camino.

"Una tumba vacía" de Juan Ángel Laguna Edroso – Un chico joven se esconde en el desván de la casa de sus abuelos para leer sus cómics favoritos. Una pequeña y agradable historia, con un atractivo giro y un toque metafísico. No es un relato espectacular, pero emite una vibración agradable, similar hasta cierto punto a las historias de “Tales from the Crypt”.

"Y llorarán por ti" de José Ignacio Becerril Polo – Un hombre se despierta para encontrarse en una de las peores pesadillas: ha sido enterrado vivo. Supongo que dado el tema principal de la antología, era inevitable que alguna de las historias visitara esta perspectiva del enterramiento. Sin embargo, lo que perjudica a "Y llorarán por ti"  es que José Ignacio Becerril Polo cuente la historia en primera persona, porque me sacó de la tensión y el suspense de la situación. La perspectiva en primera persona me condujo a creer que el personaje no terminaría enterrado para siempre, porque de otro modo ¿cómo podría su narración comunicar los detalles que sólo el protagonista enterrado podría experimentar? Hacia el final, el autor consigue remontar un poco por medio de dos interesantes giros en la trama. Por desgracia, pese a que me gustó mucho el primero, el segundo se queda corto, en mi opinión. De nuevo es la perspectiva la que me incomoda, así como el hecho de que creo que el segundo giro tiene que ver más con el alma que con el cuerpo, algo que no parece aplicarse aquí.

"Es mi trabajo" de Sergio Mars – El enterrador del pueblo es llamado para atender al último fallecido, pero algunos muertos dan más trabajo que otros. No es la forma más memorable de cerrar esta antología, pero "Es mi trabajo" tiene el tono de los sentimientos que se asocian a las despedidas finales. La tristeza de la pérdida, la dificultad de aceptar un destino que nos espera a todos, visto desde ambas perspectivas, son aspectos interesantes del relato de Sergio Mars. Como decía, no es la historia más memorable de la antología, pero en modo bastante apropiado de finalizarla.

No todas las historias de Calabazas en el trastero: Entierros son aciertos plenos, pero la antología tiene el mérito de evitar la mayor parte de las trampas de su temática. Con muchos relatos originales, varios escritores sólidos y un par de historias memorables, Calabazas en el trastero: Entierros es una antología que merece la pena leer.

miércoles, 29 de abril de 2015

Novedad: All That Outer Space Allows, de Ian Sales

Ya está a la venta All That Outer Space Allows, cuarta y última entrega del Apollo Quartet de Ian Sales. Su primera parte, como sabéis, será publicada en español en la colección Nova Fantástica.

Ésta es su sinopsis:
It is 1965 and Ginny Eckhardt is a science fiction writer. She’s been published in the big science fiction magazines and is friends with many of the popular science fiction authors of the day. Her husband, Walden, has just been selected by NASA as one of the New Nineteen Apollo astronauts… which means Ginny will be a member of the Astronaut Wives Club.

Although the realities of spaceflight fascinate Ginny, her genders bars her from the United State space programme. Her science fiction offers little in the way of consolation—but perhaps there is something she can do about that…

Covering the years 1965 to 1972, when Walden Eckhardt lifts-off aboard Apollo 15 as the mission’s lunar module pilot, this is Ginny’s life: wife, science fiction writer, astronaut wife… because that is ALL THAT OUTER SPACE ALLOWS.

Vídeo de la MirCon 2014: Mesa redonda sobre blogs y literatura fantástica

Gracias a la colaboración de Antonio Guisado me complace poder ofreceros la grabación de parte de una de las mesas redondas a las que no pude asistir en la pasada MiRCon (había prometido grabar la presentación de Alucinadas, que se celebraba a la misma hora). Se trata de la mesa redonda sobre blogs y literatura fantástica, en la que participaron Sergio Llamas (de El rincón de Koreander), Alfredo Álamo (de Lecturalia), Alexander Páez (de Donde acaba el infinito) y Marc J. Miarnau (de La casa de El). 

Muchísimas gracias a Antonio y espero que os guste el vídeo. 



martes, 28 de abril de 2015

Novedad en La biblioteca del laberinto: El ángel del Pasquale, de Paul J. McAuley

La biblioteca del laberinto ha puesto a la venta El ángel de Pasquale, de Paul J. McAuley. El libro tiene 352 páginas y un precio de 20€. Ésta es su sinopsis:
Florencia a comienzos del siglo XVI. Una Florencia muy diferente de la que evocan nuestros libros de historia: Leonardo da Vinci ha renunciado a la pintura para dar vida a las máquinas que dibujaba en sus cuadernos de apuntes, y la Italia del Renacimiento ya sabe lo que es la revolución industrial. La perla de Toscana sigue siendo la urbe de los grandes pintores, de los grandes arquitectos, de las fiestas... y de las intrigas sofisticadas y los misteriosos asesinatos. Como los de Rafael y su asistente. ¿Quién está en el origen de tales crímenes? ¿Y por qué causa se han cometido? 
Sobre el fondo de una gran rivalidad entre España e Italia, y de la rebelión de los seguidores de Savonarola, Pasquale, un joven aprendiz de pintor, realiza una investigación en busca de los asesinos acompañando a Niccolò Machiavelli, periodista en una de las múltiples gacetas de Florencia, un Sherlock Holmes anticipado a su tiempo. Una de las primeras novelas de la corriente steampunk, novela policíaca, novela iniciática, El ángel de Pasquale es digna de figurar junto a obras como El nombre de la rosa, de Umberto Eco, o La estación de la calle Perdido, de China Miéville. 
Paul J. McAuley, nacido el 23 de abril de 1955, es un botánico británico y un premiado autor. Biólogo por educación y escritor de ciencia ficción, McAuley escribe casi siempre historias de hard SF, en las que trata temas como la biotecnología, la historia alternativa/realidad alternativa, y los viajes espaciales. McAuley empezó escribiendo una space opera en un lejano futuro, Four Hundred Billion Stars, junto con su secuela Eternal Light, así como una aventura de colonización planetaria, Of the Fall. Red Dust, que transcurre en un remoto futuro en el que los chinos han colonizado la Luna, es una novela espacial en la se mezclan las más adelantadas ideas de la ciencia ficción: nanotecnología, biotecnología, inteligencia artificial, descargas de personalidad, realidad virtual. La serie de La Confluencia, en un futuro aún más distante (dentro de unos diez millones de años) contiene alguna de las novelas que Frank J. Tipler ha empleado para su Teoría del Punto Omega (según la cual el universo parece evolucionar hacia un grado máximo de complejidad y conciencia). 
Más o menos simultáneamente, publicó El ángel de Pasquale, que se desarrolla en una Italia renacentista alternativa. Four Hundred Billion Stars, su primera novela, ganó premio Philip K. Dick en 1988. Fairyland ganó el premio Arthur C. Clarke de 1996 y el JohnW. Campbell Memorial Award de 1997 como mejor novela de ciencia ficción. Su relato «La tentación del doctor Stein», ganó el British Fantasy Award. El ángel de Pasquale, el premio Sidewise de 1995.

lunes, 27 de abril de 2015

Un primer vistazo a Corsair, de James L. Cambias, y a Where, de Kit Reed


Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Corsair de Boards of Canada (Spotify, YouTube)

Audioclip: Gracias a Audible, podéis escuchar un extracto de Corsair gratuitamente.

Como ya me sucedió con A Darker Shade of Magic, de V.E. Schwab, he vuelto a solicitar copias de evaluación de dos novelas (Corsair, de James L. Cambias, y Where, de Kit Reed) para luego descubrir que se trataba solamente de extractos y no de los libros completos. Tengo que decir que esto no se especificó en la página de solicitud hasta varias horas después de que se me concedieran los ficheros, así que me encontré con dos novelas incompletas y con una cierta sensación de engaño. Decidí, pese a todo, darles una oportunidad a los libros y resulta que al final me alegré de haber recibido sólo unos capítulos; lo que leí fue suficiente para darme cuenta de que no estaba interesado en ninguna de las dos novelas, por diferentes motivos.

Hace unas semanas reseñé A Darkling Sea, de James L. Cambias, un debut prometedor que, por desgracia, no me acabó de convencer. Corsair es, de nuevo, una lectura rápida y fácil, con una prosa sencilla al servicio de una historia bastante directa. No hay nada de malo en ello, y soy más que capaz de disfrutar de una buena historia sin más pretensiones siempre que sea suficientemente interesantes.

Mi problema con Corsair, sin embargo, es que nade de estos primeros capítulos ha conseguido captar lo mi atención como para hacer que quiera leer más. Mientras que A Darkling Sea presentaba un worldbuilding muy interesante y un par de razas alienígenas intrigantes, Corsair se sitúa en un futuro cercano en el que los piratas se dedican a intentar robar asteroides a las compañías de minería espacial. La trama está más cerca de un techno-thriller del montón que de una historia de ciencia ficción con algo nuevo que decir y no consiguió despertar mi interés. Además, los personajes están muy estereotipados y no son especialmente creíbles y su destino no me importó lo más mínimo.

Where, de Kit Reed, se encuentra en el lado opuesto del espectro. La idea central de la trama es ciertamente llamativa (un pueblo desaparece súbita y misteriosamente, junto con todos sus habitantes, y nadie sabe a dónde hay ido a parar) y me recuerda a ciertas obras de Robert Charles Wilson, por ejemplo. El comienzo, sin embargo, es lento y el avance al que he tenido acceso se termina justo con las cosas empiezan a ponerse interesantes.

Me habría gustado leer el resto de la novela para averiguar qué sucede con la gente y la ciudad desaparecidas si no fuera por un problema bastante grande: la prosa me ha resultado casi insoportable. Puede muy bien tratarse de una cuestión de gusto personal, pero el estilo de Reed me ha parecido muy difícil de seguir y de disfrutar. Todo está escrito en una especie de staccato, con frases fragmentadas y ambiguas, descripciones retorcidas y detalles encajados en los momentos más extraños, amén de un continuo sentimiento de desenfoque. Todo ello se hace especialmente evidente en los diálogos, con personajes que parecen físicamente incapaces, así los maten, de emitir una frase completa:
"Wait!" Steele followed, matching him step for step. "This is..."
"What?" Davy snapped around in a full 360, glaring. "What!"
"It's..." This is when he got weird. "I don't want to cause a panic but this is serious, and you look like the right man..."
If I ask, he wins. Make him wait.
Steele waited a beat too long. He said, "Something's about to", and didn't finish. He said, "It's just.". But he didn't say just what. 
Confieso que he encontrado esta forma de escribir muy irritante y me ha sacado completamente de la lectura. No habría seguido leyendo incluso si hubiera tenido el libro entero en mis manos.

Vuestra experiencia, por supuesto, puede variar completamente y no debéis olvidar que estas dos reseñas están basadas en apenas cien páginas de cada novela, pero no puedo recomendar ni Corsair ni Where. En cualquier caso, actualmente el precio que marca la edición digital es de más de 20€ por cada una de ellas, por lo que creo que habría pasado de igual forma.

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)  

A sneak peek at Corsair, by James L. Cambias, and Where, by Kit Reed

(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks.)

Review Soundtrack: I suggest reading this review while listening to Corsair by Boards of Canada (Spotify, YouTube)

Audioclip: Thanks to the nice people at Audible, you can listen to a clip of Corsair for free.

As it happened to me with A Darker Shade of Magic, by V.E. Schwab, I've once again requested advanced reading copies of two novels (Corsair, by James L. Cambias, and Where, by Kit Reed) only to later find out that they were just extended previews and not the whole books. I must say that this fact was not stated at all on the request pages until a few hours after I had already got them, so I found myself stuck with two novel fragments and feeling a little bit cheated. I decided, however, to give them a try and it turned out that I'm now grateful for having received only a few chapters; what I read was enough to realize that I'm not interested in either novel, for different reasons.

A few weeks back I reviewed (in Spanish) A Darkling Sea, by James L. Cambias, a promising debut that, nonetheless, I found somehow lacking. Corsair is, again, a quick and easy read, with simple enough prose at the service of a straightforward story. Nothing bad with that, as I am more than capable of enjoying a good story without further pretensions if it is interesting enough. 

My problem with Corsair, though, is that nothing on this few chapters caught my attention so to make me want to read further. Whereas A Darkling Sea had a compelling worldbuilding and a couple of intriguing alien races, Corsair is set in a near future where pirates try and steal asteroids from space mining companies. The plot is much closer to a run-of-the-mill techno-thriller than to a groundbreaking science fiction story and it failed to keep me interested. Moreover, the characters are extremely clichéd and not especially believable, and I didn't care for them at all. 

Where, by Kit Reed, is exactly on the other end of the spectrum. The plot idea is certainly intriguing (a village suddenly and mysteriously disappears, with all its inhabitants, and nobody has a clue where it is now) and reminded me of some works by Robert Charles Wilson, for instance. The start is slow, however, and the preview I had access to ends just when things are beginning to get interesting. 

I'd have liked to read the rest of the novel to find about the missing town and people if not for quite a big issue: the prose didn't work at all for me. This might very well be a question of personal taste, but I found the Reed's style almost impossible to follow and enjoy. Everything was written in a kind of staccato, with fragmented, ambiguous sentences, arcane descriptions and details thrown in at strange moments and a continuous out-of-focus feeling. This was especially evident in the dialog, with characters that seem physically unable, for the life of them, to utter a complete sentence:
"Wait!" Steele followed, matching him step for step. "This is..."
"What?" Davy snapped around in a full 360, glaring. "What!"
"It's..." This is when he got weird. "I don't want to cause a panic but this is serious, and you look like the right man..."
If I ask, he wins. Make him wait.
Steele waited a beat too long. He said, "Something's about to", and didn't finish. He said, "It's just.". But he didn't say just what. 
I confess that I found this kind of writing to be irritating and it completely threw me out of the novel. I wouldn't have read further even if I'd had the whole book in my hands.

Your mileage may vary wildly, of course, and you should not forget that my reviews are based, in this case, in just about one hundred pages of each novel, but I wouldn't recommend either Corsair or Where. In any case, they currently show a price tag of more than €20 for the electronic edition, so I think I would have passed anyway.

domingo, 26 de abril de 2015

Novedad en Alamut: Estación de tormentas, de Andrzej Sapkowski

Ya está a la venta Estación de tormentas, de Andrzej Sapkowski, una precuela de la popular saga de Geralt de Rivia. El libro tiene 312 páginas y cuesta 20,95€. Ésta es su sinopsis:
Poco sabía el brujo Geralt de Rivia lo que le esperaba al acudir a la villa costera de Kerack. Primero fue acusado injustamente de desfalco, luego fue misteriosamente liberado bajo fianza, y finalmente descubrió que sus preciadas espadas, dejadas en depósito al entrar en la ciudad, habían desaparecido. Demasiadas casualidades, en efecto, y máxime cuando tras ellas está la atractiva hechicera Lytta Neyd, llamada Coral.


De esta manera, Geralt de Rivia se encuentra de nuevo implicado en los escabrosos asuntos de los magos, y ni la fiel (aunque ocasionalmente engorrosa) compañía del trovador Jaskier, ni el recuerdo de su amada Yennefer, ni toda su fama como implacable cazador de monstruos podrán evitar que se vea cada vez más envuelto en una oscura trama. Más bien al contrario.

Estación de tormentas es el esperado regreso de Andrzej Sapkowski al mundo de Geralt de Rivia, su creación de fama mundial. En esta precuela de la Saga vuelven a brillar las virtudes que le han convertido en, posiblemente, el mejor escritor contemporáneo de fantasía: su estilo inimitable, su áspero realismo temperado por el humor negro y su vigor aventurero.

sábado, 25 de abril de 2015

Novedad en Cyberdark: Está lleno de estrellas, de Rafael Marín

Cyberdark ha puesto a la venta Está lleno de estrellas. Memorias de una afición, un libro autobiográfico de Rafael Marín. Tiene 176 páginas, cuesta 15,95€ y podéis leer la introducción aquí.

Ésta es su sinopsis:
De niño tuve todo el misterio de la niebla de Londres en mi ropero. 
A veces un niño elfo vestido de verde, acompañado de un hada muda, llamaba al cristal de mi ventana y me pedía ayuda, porque había perdido la sombra.

En ocasiones, era el gorro de pico cuajado de estrellas de Merlín el mago quien me preguntaba, por favor, si sabía el camino para encontrar a Arturo. Arturus Rex, mi buen amigo: dónde andaría.

O la Luna y las estrellas, los imperios que asomaban bajo el manto de nube de Venus, los hombres de seis brazos del planeta Marte, los rayos de la muerte que derribaban los aviones de jugadores de polo rápidos como el relámpago.

Y de noche, cuando el levante soplaba y las persianas de antaño se agitaban como hojas de un bosque de piedra, yo sabía que bajo la cama reptaban las garras de algún ser de pesadilla. No tenía nada que temer: en algún lugar tras las cortinas estaba esperando, para protegerme, la cruz con la que derroté otra noche al conde Drácula.

La infancia es una época de miedos y preguntas. Ser adulto significa, ay, claudicar ante la realidad: uno deja de ser libre cuando cobra la primera nómina.

viernes, 24 de abril de 2015

Nuevas antologías de la AEFCFT: Fabricantes de sueños 2012-2013 y Visiones 2014

La Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror acaba de publicar dos nuevos volúmenes de sus antologías anuales. Por un lado, Fabricantes de Sueños 2012-2013, con selección de Luis Pestarini, y, por otro, Visiones 2014, seleccionado por Joaquín Revuelta. 

Los socios de la AEFCFT recibirán en breve sus ejemplares, pero también se pueden adquirir en diversas librerías, como Cyberdak o Gigamesh, al precio de 9,50€ cada libro. 

Estos son los contenidos de las antologías:

Visiones 2014 (Joaquín Revuelta ed.)
  • Chico Problemático, Magín Méndez 
  • Diminutos, Javier Urquiza 
  • Duna, Ricardo Cortés 
  • El Gran Hotel Catalonian, Miguel Ángel Chamizo 
  • El penúltimo día, Vicente Sala 
  • El Proyecto Acuatecnia, Néstor Bardisa 
  • Fecha de caducidad, Anaid Ofelia Pérez 
  • Gastronomía española, Francisco Novoa 
  • Güijas cuánticas y bufandas del Atleti, Pedro López 
  • Hijos de Coubertin, Antonio y Juan González Mesa 
  • HOAX, Javier Fernández 
  • Hotel Sahara, Juan Jesús Boti 
  • Jugar un juego, Sandra Monteverde 
  • La mole, Carlos Romeo 
  • Los pocos minutos que nos quedan, Sergio Gaut Vel Hartman 
  • Mi padre, Marco Antonio Marcos 
  • Muñeca, Alejandro Valiente 
  • Proyecto Planeta, Pedro Moscatel 
  • Sabemos lo que te gusta, Aitor Solar 
  • Tú tienes que estar conmigo, Alonso José Gijón 
  • La maldición del premio Di Biasio Agresti Salottolo Illiano de Scisciolo, Michele Piccolino
Fabricantes de sueños 2012-2013 (Luis Pestarini ed.)
  • Nuestra Señora de los Donores, Juan Diego Gómez Vélez 
  • Emil infinito, Pablo A. Castro 
  • Deirdre, Lola Robles 
  • Tripas Reduction, Juan Guinot 
  • Contemplación, Alberto Chimal 
  • Los cerros contra los focos, Dennis Mourdoch 
  • Oz, Carlos Yushimito 
  • El arpa eólica, Óscar Esquivias 
  • Por unos watt de más..., Erick J. Mota 
  • Mujer de ojos acerados, Luis Eduardo García 
  • El extraño, Matías Candeira 
  • Atisbos del paraíso, Iván Molina Jiménez 
  • La luz sobre los cerros, Ramiro Sanchíz 
  • Pasaje para Saturno, Héctor Ángel Benedetti 
  • Purgatorio, Carlos Pérez Jara

jueves, 23 de abril de 2015

Ebook gratuito: La torre del elefante, de Robert E. Howard

Como viene siendo habitual cada Día del Libro, la editorial Sportula regala un ebook editado especialmente para esta fecha. En esta ocasión nos ofrecen La torre del elefante, de Robert E. Howard con traducción y prólogo de Rodolfo Martínez. El libro tiene 75 páginas y se puede descargar gratuitamente en varias tiendas online (Amazon ES, Kobo, Lektu) y en la propia web de la editorial.

Ésta es su sinopsis:
Nadie sabe cuál es el misterio de la Torre del Elefante y nadie se atreve a intentar averiguarlo, temerosos de Yaga, el maligno sacerdote que enhebra su magia negra con la joya llamada el Corazón del Elefante. 
Alguien osará enfrentarse al misterio, sin embargo, un joven bárbaro llegado del brumoso norte que no se detendrá ante nada para averiguar cuál es el misterio de la torre y, de paso, hacerse con riquezas sin cuento. 
Disfruta totalmente gratis de este relato de Robert E. Howard, el maestro de la espada y brujería y creador del más famoso bárbaro de todos los tiempos. Y prepárate para la edición completa de los relatos originales de Conan.

Vídeos de la entrevista de Cristina Jurado a Joe Abercrombie y Saladin Ahmed

Como anunciábamos ayer, ya está a la venta el primer número de la revista SuperSonic, que incluye la entrevista que Cristina Jurado realizó a Joe Abercrombie y Saladin Ahmed durante el Emirates Airline Festival of Literature.

Podéis leer la transcripción de la entrevista (en inglés y en español) en la página de la revista SuperSonic, pero Cristina Jurado ha tenido la amabilidad de cedernos en exclusiva la publicación de una serie de vídeos grabados durante la misma. ¡Espero que os gusten!









miércoles, 22 de abril de 2015

Dos sugerencias para el día del libro

Mañana es el día del libro y suele ser tradicional hacer alguna que otra compra para celebrarlo. Por ello, me permito sugeriros un par de proyectos en los que colaboro, que se lanzan precisamente en estos días y que creo que os pueden resultar interesantes. 

Por un lado, la revista SuperSonic, dirigida por Cristina Jurado, se pone hoy a la venta en Lektu (en formato digital sin DRM) y se puede adquirir por 2,99€. Incluye relatos, artículos y entrevistas tanto en español como en inglés. Más abajo podéis ver los contenidos completos y podéis echar un vistazo a algunos de ellos que están disponibles online en la página de la revista

Por otro, ya está a la venta Mariposas del oeste y otros relatos, primer título de la colección de antologías Nova Fantástica, con selección de Mariano Villarreal. Como seguramente sabréis, hace unos meses se inició el proceso de subscripción, por lo que si os apuntasteis, estaréis a punto de recibir vuestro ejemplar o lo habréis recibido ya. Si no, podéis adquirirlo en formato impreso por 16€ (por ejemplo, en la librería Cyberdark) o en formato digital sin DRM por 4,49€ (por ejemplo, en la web de la editorial Sportula).

Estos son los contenidos de ambos:

Mariposas del oeste y otros relatos
Presentación, Mariano Villarreal 
Dad al César…, Eduardo Vaquerizo 
Gloria a Dios en las alturas, Rafael Marín 
Zona de penumbra, David Roas 
El niño de las estrellas, David Jasso 
Bultzatu, Ekaitz Ortega 
La bestia humana de Birkenau, Sergio Mars 
El último piquicorto, Marián Womack 
Di «hola» de parte de Gwydion, Ana Angulo y Steve Redwood 
El traductor de Dios, Javier Castañeda de la Torre  
Mariposas del Oeste, Elaine Vilar Madruga

SuperSonic Magazine 1

Editorial----Día D, hora H 
Relato----“Monstruos” de Lavie Tidhar 
Entrevista----The Grace of Ken Liu, una entrevista por Elías Combarro 
Sección----Castillos en el aire por Mariano Villareal 
Short story----“Black Isle” by Marian Womack 
Sección----Mutatis Mutandis por Manuel de los Reyes: El origen de las palabras 
Relato----“El crujido de la cereza al romperse” por Sofía Rhei 
Artículo----La búsqueda de la épica en la fantasía por Miquel Codony 
Entrevista----Entrevista a Joe Abercrombie y a Saladin Ahmed por Cristina Jurado 
Sección----Reconocimiento digital por Leticia Lara: Iain M. Banks: imaginación contra la oscuridad 
Proyecto----“Desahucio en Marte”, presentación por Santi Eximeno 
Relatos----“Hutus y Tutsis” por Juanfran Jiménez 
“Números rojos, planeta rojo” por Ricardo Montesinos 
“Last Exit for the Lost” por Santi Eximeno 
“Hambre” por Cristina Jurado 
Interview----The Grace of Ken Liu, an interview by Elías Combarro 
Artículo----El alma y la cáscara por Alexander Páez 
Sección----Lo bueno, si breve por Xavi 
Relato----“La gloria de España” por Weldon Penderton 
Section----A Publisher’s Mistakes by James Womack: Number One 
Artículo----Antologías de ciencia ficción en España por Cristina Jurado 
Short story ----“Dancing in the Shadow of the Once” by Rochita Loenen-Ruiz 
Sección----Ciencia ficción 101 por Miquel Codony: The forever war, de Joe Haldeman 
Short story----“Monsters” by Lavie Tidhar 
Interview ----Kings and Thrones in Fantascy: An interview with Saladin Ahmed and Joe Abercrombie by Cristina Jurado 
Sección----All your shorts are belong to us por Elías Combarro 
Reseña----Harrison Squared por Alexander Páez 
Reseña----Something coming through por Josep María Oriol 
Reseña----Karen Memory por Miquel Codony 
Reseña----Distancia de rescate por Alexander Páez 
Reseña----The absolution of Roberto Acestes Laing por Cristina Jurado 

martes, 21 de abril de 2015

Novedad: The Affinities, de Robert Charles Wilson

Hoy se pone a la venta la nueva novela de Robert Charles Wilson, The Affinities. Ésta es su sinopsis:
From the author of the Hugo-winning Spin, a compelling science fiction novel about the next ways that social media will be changing everything. 
In our rapidly-changing world of “social media”, everyday people are more and more able to sort themselves into social groups based on finer and finer criteria. In the near future of Robert Charles Wilson’sThe Affinities, this process is supercharged by new analytic technologies–genetic, brain-mapping, behavioral. To join one of the twenty-two Affinities is to change one’s life. It’s like family, and more than family. Your fellow members aren’t just like you, and they aren’t just people who are likely to like you. They’re also the people with whom you can best cooperate in all areas of life–creative, interpersonal, even financial. 
At loose ends both professional and personal, young Adam Fisk takes the suite of tests to see if he qualifies for any of the Affinities, and finds that he’s a match for one of the largest, the one called Tau. It’s utopian—at first. Problems in all areas of his life begin to simply sort themselves out, as he becomes part of a global network of people dedicated to helping one another—to helping him. But as the differing Affinities put their new powers to the test, they begin to rapidly chip away at the power of governments, of global corporations, of all the institutions of the old world. Then, with dreadful inevitability, the different Affinities begin to go to war–with one another. What happens next will change Adam, and his world, forever.

lunes, 20 de abril de 2015

Superposition, de David Walton

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Superposition de Serosia (YouTube, Spotify).

Leer un libro podría ser considerado como una especie de medida cuántica. De hecho, hasta que abres el libro y lees la historia, está en una superposición de estados "me gusta"/"no me gusta". Por supuesto, la amplitud de esos estados no tiene por qué ser igual. Puedes tener experiencia previa con el trabajo del autor o haber leído reseñas (positivas o negativas) de gente con gustos similares al tuyo y eso puede hacer que un estado sea más probable que otro. Pero no colapsa definitivamente en uno concreto hasta que lo lees. 

En el caso de Superposition, de David Walton, prácticamente no tenía información para estimar cuáles podrían ser las probabilidades de los estados en mi caso. No había leído anteriormente nada escrito por el autor y aunque la sinopsis, que habla de asesinatos y física cuántica, parecía interesante, también sonaba a combinación arriesgada. Además, por alguna razón, yo suponía erróneamente que ésta era una novela juvenil (no lo es) y no me había percatado de que David Walton era el David Walton de Quintessence (que no he leído, pero que al menos me sonaba de oídas). Mi única oportunidad para hacer colapsar la función de onda era leer el libro y me alegro de haberlo hecho. Superposition ha resultado ser, como casi cualquier libro, una superposición de cosas buenas y no tan buenas, pero las buenas contribuyen mucho más a la combinación que las otras. 

La primera cosa que llama la atención de la novela es que está contada por medio de dos tramas paralelas que suceden prácticamente al mismo tiempo y en diferentes lugares, pero con el mismo protagonista. ¿Cómo puede ser esto? Explicarlo sería chivarse, pero es fácil deducir que las extrañas propiedades de las partículas cuánticas tienen algo que ver. De hecho, toda la ciencia de la novela está basada en sólidos principios físicos. Creer que tales cosas puedan suceder en el mundo macroscópico hace, en ocasiones, que se resienta bastante la suspensión de la incredulidad, pero los principios físicos están explicados con ejemplos claros y con un rigor admirable. Walton sabe de física cuántica y se nota. Además, y aunque no es precisamente el foco central de la trama, también hay algunas excelentes especulaciones sobre el libre albedrío, la consciencia y la inteligencia, y el autor expone algunas ideas realmente interesantes:
 "A dog is conscious, I think," Marek said.
"Or do we just say that, because the dog's programming is more complex, and we can't always predict it?" Brian said. "What about you? I grant you the label of 'conscious' because I ascribe intent and unpredictability to your actions, but when it comes down to it, you're just following your programming, too. 'Consciousness' is just when that programming becomes complex enough to warrant using certain vocabulary."  
Otra cosa que disfruté especialmente de la novela fue la parte del juicio al personaje principal. Esos capítulos son del estilo de series como La ley de Los Ángeles o Ley y orden y resultan muy entretenidos. Pero lo que realmente me gustó es la inteligencia con la que el autor los usa para explorar el pasado del protagonista, para explicar ciertas de las partes más extrañas de los conceptos físicos y para crear una atmósfera de misterio. Y, por supuesto, cómo se enlazan las ideas de prueba y duda razonable con conceptos de la mecánica cuántica y la incertidumbre. Un trabajo muy atractivo y que da que pensar:
The problem with the story was that it was mostly true, but not quite. All considering, I thought it was the best we could do, but it made me wonder how much of the trial system had to do with truth, and how much of it was a competition between the two opposing sides to see whose fiction was the more believable.
El protagonista principal es carismático, aunque quizá un poco demasiado perfecto para mi gusto. Algunos de los personajes secundarios, sin embargo, lo compensan con creces. Me gustaron Colin y, especialmente, Alessandra, cuyo conflicto interno la convierte en un personaje muy interesante de leer. El ritmo es casi perfecto, con un buen equilibrio entre las dos subtramas y algunos giros interesantes en el momento adecuado. Y el misterio me mantuvo interesado durante todo el trayecto que, por supuesto, es una de las mejores cosas que se pueden decir de una novela policíaca (cuántica o no).

Así que, como podéis ver, hay muchas cosas buenas en Superposition. Pero también hay algunos problemas que presentan amplitud no nula en la superposición cuántica que es la novela. Aunque la resolución es más o menos satisfactoria, me hubiera gustado un final no tan redondo. Algo más oscuro, no tan para todos los públicos. Yo tenía mi propia teoría (que involucraba motivos no tan generosos por partes de algunos de los personajes; yo también tengo mi propia superposición de pensamientos perversos y malévolos de vez en cuando). Además, me resulta muy difícil creer que en la novela la gente acepte con tan facilidad ciertos hechos extraordinarios y revolucionarios. Tampoco parece que afectaran al mundo en su globalidad, lo que es realmente improbable cuando se habla de este tipo de descubrimientos científicos.

A pesar de estos problemas, la amplitud de los elementos positivos de Superposition es significativamente mayor que la de los negativos, y recomiendo el libro si estáis buscando un misterio cuántico original, inteligente y con buen ritmo. Supersymmetry, también de David Walton y situado en el mismo mundo, saldrá a finales de año. Es muy probable que también lo intente colapsar. 

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)    

Superposition, by David Walton

(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks.)

Review Soundtrack: I suggest reading this review while listening to Superposition by Serosia (YouTube, Spotify).

Reading a book could be considered as a kind of quantum measurement. In fact, until you open the book and read the story, it is in a superposition of "I like it"/"I don't like it" states. Of course, the amplitude of those states might not be equal. You may have prior experience with the author's work or have read (positive or negative) reviews by people with tastes similar to yours and that can make one state more likely than other. But it won't collapse to a definite one until you read it.   

In the case of Superposition, by David Walton, I had almost no information to estimate what the probabilities of each state could be for me. I had not read anything written by the author and while the synopsis seemed interesting, involving quantum physics and a murder, it was also a risky combination. Additionally, I had, for some reason, the completely wrong idea that this was a YA novel (it is not) and I hadn't noticed that David Walton was the David Walton that had written Quintessence (which I have not read, but at least knew about). My only chance to collapse the wave function was to read the book and I am glad that I did. Superposition turned out to be, as almost any book out there, a superposition of good and not-so-good things, but the good ones contribute to the combination much more than the others.  

The first thing that stands out about the novel is that it is told by means of two parallel plots that occur almost simultaneously, in different places but with the same protagonist. How is that possible? Explaining it would be telling, but it is easy to deduce that the weird properties of quantum particles have something to do with it. In fact, all the science in the novel is based on solid physical principles. Believing that they could occur in the macro-world is, sometimes, a bit of a strain of the suspension of disbelief, but the science is exposed with clear examples and admirable rigorousness. Walton really knows his quantum physics and it shows. Also, and though is not exactly central to the plot, there is some excellent speculation about free will, consciousness and intelligence, and the author makes some really interesting points:
 "A dog is conscious, I think," Marek said.
"Or do we just say that, because the dog's programming is more complex, and we can't always predict it?" Brian said. "What about you? I grant you the label of 'conscious' because I ascribe intent and unpredictability to your actions, but when it comes down to it, you're just following your programming, too. 'Consciousness' is just when that programming becomes complex enough to warrant using certain vocabulary."  
Another thing that I enjoyed a lot in the novel was the part involving the trial of the main character. Those chapters read a bit like an episode from L.A. Law or Law & Order and are really entertaining. But what I liked the most is how cleverly the author uses them to explore the background of the protagonist, to explain some of the weird science and to create an atmosphere of mystery. And, of course, how the ideas of proof and reasonable doubt in Justice are linked to concepts of quantum mechanics such as uncertainty. Very compelling and thought-provoking work:
The problem with the story was that it was mostly true, but not quite. All considering, I thought it was the best we could do, but it made me wonder how much of the trial system had to do with truth, and how much of it was a competition between the two opposing sides to see whose fiction was the more believable.
The main protagonist is likable, although a bit too perfect for my taste. Some of the secondary characters, however, more than make up for it. I liked Colin and, especially, Alessandra, whose internal conflict made her a very interesting character to read. The prose is not especially brilliant, but it flows very well, making the novel quite easy to follow. The pace is almost perfect, with a good balance between the two subplots and some interesting twists at exactly the right moment. And the mystery kept me interested all way through, which is, of course, one the best things that can be said about a whodunit (quantum or not).

So, as you see, there is plenty to like in Superposition. There is, however, some problems with non-zero amplitude in the quantum superposition that is the novel. Although the resolution is more or less satisfactory, I'd have preferred a not so neat ending. Something a bit more dark, not so family friendly. I had my own theory (that involved not so generous motives from some of the characters; I have my own superposition of perverse and evil thoughts now and then). Also, I find it hard to believe that the people in the novel accepted certain extraordinary and revolutionary facts so easily. They didn't seem to affect the world at large, either, which is really, really improbable when talking about this kind of scientific discoveries.

Despite these issues, the amplitude of the positive elements in Superposition is significantly greater than that of the negative ones, and I recommend reading it if you're looking for an original, intelligent, fast-paced quantum mystery. Supersymmetry, also by David Walton and set in the same world, is coming later this year. I'll probably be collapsing that one too. 

(You can also read this review in Spanish/También puedes leer esta reseña en español)    

domingo, 19 de abril de 2015

Dos reediciones en Alamut

Esta semana se han puesto a la venta en Alamut dos libros que ya se habían publicado con anterioridad, pero que me parecen suficientemente interesantes como para destacarlos entre las novedades de literatura fantástica. Por un lado tenemos La historia de tu vida, la imprescindible colección de relatos de Ted Chiang, reeditada ahora con nueva portada y en Alamut en lugar de en Bibliópolis. Por otro,  Lo que el tiempo se llevó, una ucronía clásica de Ward Moore, que había aparecido (hace ya 25 años) en la segunda época de la colección Martínez Roca Super Ficción.

Éstas son las sinopsis de los libros:

Lo que el tiempo se llevó, Ward Moore (216 páginas, 19,95€)
Hodge Backmaker es un habitante de la Nueva York del siglo XX: una ciudad de calles adoquinadas e iluminadas por lámparas de gas, donde los dirigibles sobrevuelan rascacielos que apenas alcanzan diez pisos, los tranvías tirados por caballos compiten con los minimóviles, y las bandas de gángsters imponen la ley ante la incapacidad del estado.

En este mundo, la Confederación ganó la Guerra de Secesión americana y consiguió su independencia, dejando unos Estados Unidos residuales que se han hundido en un marasmo de miseria y colonialismo. Mientras que la esclavitud no ha desaparecido en una Confederación que se ha extendido hasta abarcar todo el sur del continente, en la atrasada Unión se fomenta la servidumbre como única forma de escapar de la espantosa pobreza, la lucha política se libra con extrema violencia y Nueva York no es sino una ciudad de provincias donde resuenan rumores de una nueva guerra que puede terminar definitivamente con los Estados Unidos.

Lo que el tiempo se llevó es uno de los ejemplos más recordados del subgénero de la ucronía o historia alternativa, y quizá su mayor clásico junto con Pavana de Keith Roberts.
La historia de tu vida, Ted Chiang (240 páginas, 19,95€) 
Una torre que se alza sobre la llanura mesopotámica hasta tocar la bóveda del cielo. Dos hombres que alcanzan un grado de inteligencia tan alto que se asemejan a dioses. La prueba de que las matemáticas carecen de sentido. Un lenguaje alienígena que permite a quienes lo leen expandir su consciencia a lo largo del tiempo. La cábala y la teoría de la preformación se combinan en una Inglaterra victoriana salida de nuestros sueños, o de nuestras pesadillas. Ante la llegada de los metahumanos, la ciencia humana se ve reducida a una nota a pie de página. En un universo donde Dios existe sin que quepa ninguna duda, ¿es posible no amarle? Y si pudieras programarte para ignorar las apariencias, ¿te arriesgarías a perder toda percepción de la belleza humana?

Ted Chiang, galardonado con el premio John W. Campbell Jr., brilla como una nova en el firmamento de la ciencia-ficción. Con un premio Hugo, tres Nebula, un Sturgeon, un Kurd Lasswitz, dos Seiun, un Sidewise y dos Locus, La historia de tu vida es un libro imprescindible cuyo relato del mismo título será llevado al cine por Denis Villeneuve con Jeremy Renner y Amy Adams.