jueves, 2 de octubre de 2014

Tres reseñas cortas de cómics

Nunca he sido un gran lector de cómics. Pero hace unos años pasé una etapa en la que leía casi tantos (o más) cómics como novelas, y descubrí un buen número de obras excelentes. Por una u otra razón, últimamente estoy leyendo cada vez menos novelas gráficas y he decidido que es hora de intentar ponerse al día y me he puesto con un par de títulos que han despertado mi interés. Por desgracia, la experiencia no ha sido tan buena como esperaba.

En primer lugar, quiero hablar de Saga, el muy celebrado cómic guionizado por Brian K. Vaughan con dibujos de Fiona Staples. Se trata, muy posiblemente, de unos de los cómics más exitosos de los últimos años, así que mis expectativas eran muy altas. Debo decir que no me impresionó. De hecho, leí el primer volumen el año pasado (cuando estuvo nominado para un Hugo que, finalmente, ganó) y no lo he reseñado hasta ahora porque me sentí bastante decepcionado con lo que me encontré.

Sí que me gustó el hecho de que Saga combinara elementos de distintos géneros y también disfruté con las ilustraciones que, en ocasiones, me recordaron a la Saga de los Metabarones. Pero la trama me pareció bastante floja y un tanto deslavazada. Mi principal objeción, sin embargo, es la sensación de que los autores ponían demasiado empeño en intentar impactar al lector, la mayor parte de las veces con giros de guión retorcidos y poco naturales. En suma, y aunque sé que no es una opinión generalizada, no encontré nada que interesara lo suficiente como para leer el siguiente volumen.
  
E.G.O.s Volume 1: Quintessence, escrito por Stuart Moore con dibujo de Gus Storms, también intenta impactar al lector con un acercamiento supuestamente original a temas clásicos. El cómic combina superhéroes tradicionales con tropos de ciencia ficción. A priori, suena prometedor, y me intrigó lo suficiente como para darle una oportunidad. Lamentablemente, el resultado final deja mucho que desear.

El aspecto más destacable es la voz del narrador, que es fresca y divertida. El resto de elementos, sin embargo, no llegan a alcanzar el nivel esperado. La trama se inspira en cómics muy conocidos, con un villano que es muy similar a Galactus y unos conflictos dentro del grupo de superhéroes que he leído, por ejemplo, en Ultimate Avengers. Pero la peor parte (y ni siquiera estoy mencionando la completamente ridícula "ciencia") es una trama predecible y nada interesante que no consigue enganchar al lector. Las ilustraciones tampoco ayudan; son poco detalladas y dejan una incómoda sensación, al menos para mi gusto, de estar sin terminar (podría ser un efecto buscado, pero a mí me resultó bastante poco atractivo).

Finalmente, Meka, escrito por J.D. Morgan e ilustrado por Bengal, parecía una apuesta segura. ¡Robots gigantes! ¡Batallas épicas! Me esperaba algo en la línea de Pacific Rim, pero me encontré con algo bastante diferente. De hecho, a las pocas páginas, la trama se centra en una historia mucho más personal, en la que el énfasis se pone en la relación entre los dos protagonistas principales. Me llevó un tiempo olvidar mis expectativas y entonces fui capaz de disfrutar con la evolución de los personajes (especialmente en el caso de la cabo), pero me temo que algunos lectores se sentirán bastante decepcionados si buscan una historia de más acción. Además, el final me pareció un tanto precipitado y bastante anticlimático.

En cuanto a las ilustraciones, tengo sentimientos encontrados. Por un lado, creo que tiene mucha personalidad y que transmite muy bien las emociones de los personajes. Por el otro, pienso que Bengal abusa de los planos cortos incluso cuando la escena parece demandar enfoques mucho más abiertos. Además, el dibujo, en general, está extrañamente desenfocado, algo que encontré tan confuso como molesto.

En resumen, no puedo recomendar ninguno de estos tres cómics. Meka es, probablemente, en el que más me ha gustado de los tres, pero tampoco es como para tirar cohetes. No puedo evitar sentirme un poco decepcionado con mi intento de regresar al mundo del cómic. Supongo que tendré que seguir buscando.

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)                       

Three comic-books short reviews

(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks.)

I've never been a hardcore comic-book reader. But a few years back I had phase in which I was reading as much comics (or even more) as novels, and I discovered quite a number of excellent works. For some reason or other, I have read fewer and fewer graphic novels lately and I decided it was time to try to catch up, so I picked up a couple of comic-books that piqued my interest. Unfortunately, the experience was not as good as I expected.

First of all, I want to talk about Saga, the celebrated comic-book written by Brian K. Vaughan with art by Fiona Staples. This is, quite possibly, one of the most successful comics of the last few years, so my expectations were very high. I must say I was not impressed. In fact, I read the first volume last year (when it was nominated for a Hugo Award that it eventually won) and I failed to review it until now because I was quite disappointed with what I found.

I did enjoy the fact that Saga combines elements from different genres and I also quite liked the art, which reminded me of, sometimes, of The Saga of the Meta-Barons. But I found the plot very weak and not very cohesive. My main problem, though, was the feeling that the authors were trying too hard to impact the reader, most of the time with contrite and artificial plot twists. All in all, and though I know it is not a popular opinion, I didn't find anything engaging enough to make read the next volume.

E.G.O.s Volume 1: Quintessence, written by Stuart Moore with art by Gus Storms, also tries to impact the reader with a supposedly original approach to classic themes. This comic combines traditional superheroes with science fiction tropes. A priori, it sounds promising, and it intrigued me enough to give it a try. Sadly, the result leaves a lot to be desired.

The most enjoyable aspect is the voice of the narrator, which is fresh and funny. The rest of the elements, however, don't live up to the expectations. The plot borrows from well-known comics, with a villain that is very similar to Galactus and conflicts inside the superhero team that I have read, for instance, in Ultimate Avengers. But the worst part (and I am not even mentioning that the "science" is completely ludicrous) is an uninteresting and predictable plot that fails to engage the reader. The art doesn't help either; it lacks details and feels, at least to my taste, awkwardly unfinished (it might be an intended effect, but I quite disliked it).

Finally, Meka, written by J.D. Morgan and illustrated by Bengal, was what I thought to be a safe bet. Giant robots! Epic battles! I was expecting something in the vein Pacific Rim, but what I found was quite different. In fact, after just a few pages, the plot focuses on a more personal story, in which the emphasis is on the relationship of the two main protagonists. It took me a while to discard my expectations and then I quite enjoyed the evolution of the characters (especially in the case of the corporal), but I am afraid that some readers will feel disappointed if they are looking for a more action-oriented story. Also, I found the ending to be a bit rushed and somehow anticlimactic. 

Regarding the art, I have mixed feelings. On the one hand, I think it has a lot of personality and works very well in conveying the emotions of the characters. On the other, I think Bengal abuses of the close-ups even when the scene seems to demand a long shot. Also, the illustrations, in general, are strangely out of focus, something that I found as awkward as confusing.

All in all, I cannot recommend any of these three comic-books. Meka is probably the one that I enjoyed the most, but it is nothing to write home about anyway. I can't help feeling a bit disappointed with my trying to return to comics. I guess I should keep on searching.

(You can also read this review in Spanish/También puedes leer esta reseña en español)                       

miércoles, 1 de octubre de 2014

Ebook en oferta: Los héroes, de Joe Abercrombie

Hasta mediados de mes se puede adquirir en Amazon España el ebook Los héroes, de Joe Abercrombie, por 2,37€. Ésta es su sinopsis:
Tres hombres. Una batalla. Ningún héroe 
Cuentan que Dow el Negro ha llegado al trono del Norte sobre una montaña de calaveras. Mientras, el rey de la Unión ha decidido que hay que pararle los pies y sus ejércitos ya han invadido el Norte. Miles de hombres están convergiendo en un antiguo círculo de rocas —los Héroes—, en un valle anónimo que se convertirá en escenario de una de las batallas más sangrientas que el Norte ha presenciado. Al mismo tiempo, los dos bandos están infestados de intrigas, rencillas y envidias, que hacen el final imprevisible…

Novedad: Time Travel, Recent Trips, una antología de Paula Guran

Prime Books pone hoy a la venta Time Travel: Recent Trips, una antología de relatos de viajes en el tiempo seleccionados por Paula Guran. Estos son los cuentos incluidos:
  • “The Time Travel Club,” Charlie Jane Anders 
  • “Mating Habits of the Late Cretaceous,” Dale Bailey 
  • “The Carpet Beds of Sutro Park,” Kage Baker 
  • “The Ile of Dogges,” Elizabeth Bear & Sarah Monette 
  • “The Ghosts of Christmas,” Paul Cornell 
  • “Thought Experiment,” Eileen Gunn 
  • “First Flight,” Mary Robinette Kowal 
  • “Blue Ink,” Yoon Ha Lee 
  • “The Man Who Ended History: A Documentary,” Ken Liu 
  • “The Lost Canal,” Michael Moorcock 
  • “The Mists of Time,” Tom Purdom 
  • “September at Wall and Broad,” Kristine Kathryn Rusch 
  • “Two Shots from Fly’s Photo Gallery,” John Shirley 
  • “With Fate Conspire,” Vandana Singh 
  • “Twember,” Steve Rasnic Tem 
  • “Bespoke,” Genevieve Valentine 
  • “The King of Where-I-Go,” Howard Waldrop 
  • “Number 73 Glad Avenue,” Suzanne J. Willis 

martes, 30 de septiembre de 2014

Novedad en Aristas Martínez: ¡Pérfidas!, de Tamara Romero

Aristas Martínez ha puesto a la venta ¡Pérfidas!, de Tamara Romero. El libro, que cuenta con prólogo de Laura Fernández y portada de Mik Baro, tiene 128 páginas y cuesta 15€. 

Ésta es su sinopsis:
El desenlace del enfrentamiento entre La Volcánica Magma (Pérfidas) y La Bella Nima (Lúcidas) provoca un cataclismo en Valtidia, capital mundial de la lucha libre femenina. Tras el combate, la joven luchadora Mazas es secuestrada por error, al confundirse su identidad con la de su compañera pérfida, la siempre enmascarada Magma.

Orquestadas por Alexia Vartel —su representante—, y bajo la atenta vigilancia de las Ruedas de seguridad que custodian Valtidia, el supergrupo de luchadoras Las Pérfidas emprenderá la búsqueda de su compañera desaparecida seguidas de cerca por unos excéntricos ayudantes: el obstinado locutor de Radio Eterna, Ryder Alegría y su invisible asistente Wah Wah, que se sumarán a esta aventura con el objetivo de responder en rigurosa exclusiva a una pregunta que resuena constantemente en los hogares de los aficionados al deporte estrella ¿Qué secreto guarda la luchadora más en forma del torneo debajo de esa máscara a la que jamás renuncia?

Una historia de lucha libre, sociedad del espectáculo y varicela, de la mano de las...
¡PÉRFIDAS! 
Ellas son La Mujer Azul, Rusia, Petróleo, Hiedra, Las Trillizas, Sor Muerte, Estigma, La Ciega, La Vigilante, Mazas y Magma.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Nexus, de Ramez Naam

Review Soundtrack: Sugiero leer esta reseña escuchando The Nexus, de Amaranthe (Spotify, YouTube).

He tenido Nexus, la excelente novela de debut de Ramez Naam, demasiado tiempo esperando en mi estantería, principalmente a causa de la etiqueta de techno-thriller con la que muchas veces he visto calificarla. En mi reducida experiencia, los techno-thrillers suelen tener poco de techno (y, lo que es peor, ese poco es inverosímil y está desencaminado) y mucho de thriller (convencional), una combinación que no podría interesarme menos. Pero Nexus es algo completamente distinto.

Si tuviera que usar únicamente dos palabras para describir mis impresiones después de leer Nexus, esas serían "perfecto equilibrio". Perfecto equilibrio entre la especulación científica y las escenas de acción; perfecto equilibrio entre el desarrollo de los personajes y el avance de la trama; perfecto equilibrio entre entretener a los lectores y hacerlos pensar.

Una de las sorpresas más agradables de Nexus es el modo en que Naam consigue hacer que ideas que no son especialmente nuevas u originales (los implantes cerebrales o las modificaciones corporales, por ejemplo) se conviertan en fuente de reflexión y especulación. Y lo consigue centrándose no sólo en los cambios que experimentarían aquellos individuos que adoptaran estas tecnologías, sino en el impacto en la sociedad como un ente global. Es evidente que Naam ha dedicado mucho tiempo a pensar en estos asuntos y ha sido capaz de reflejar tanto las oportunidades que esta revolución traería como los riesgos que, como especie, tendríamos que afrontar.

Los personajes tienden un tanto hacia el cliché pero, a pesar de ello, son verdaderamente interesantes, principalmente porque tienen que tomar decisiones éticamente muy complejas. Hay una clara evolución en sus personalidades, destacando especialmente el caso de Samantha Cataranes, cuyo arco hace un muy buen uso de los flashbacks y de la dosificación de información. Los personajes secundarios so también muy interesantes, especialmente Feng, que parece sacado de una película (buena) de James Bond, y Main, que no sólo tiene un gran impacto emocional sino que apunta las direcciones en las que Crux, la secuela de Nexus, puede desarrollarse.

El ritmo es prácticamente perfecto. Supongo que casi todo el mundo estará de acuerdo en que "pasapáginas" es una palabra de la que se ha abusado a la hora de describir un libro, pero en este caso encaja exactamente con lo que uno se encuentra en Nexus. Los capítulos son cortos, con muchos cambios de punto de vista, y siempre está pasando algo interesante, bien sea una escena de acción o una discusión sobre las implicaciones morales de una cierta tecnología. Algunas partes están repletas de humor (las pruebas del programa Don Juan, por ejemplo), otras llenas de sentido de la maravilla (la visita al mercado de Sukchai) o son, simplemente, emocionantes (como algunas de las revelaciones sobre el pasado de Cataranes). De nuevo, una excelente mezcla de diferentes elementos con un equilibrio perfecto.

También disfruté mucho con un capítulo extra, que se encuentra después del final de la historia, en el que el autor explica algunas cosas acerca de las investigaciones científicas reales que le inspiraron para crear el trasfondo tecnológico de la novela. Es corto, pero completamente asombroso. Tanto que, después de terminar Nexus, comencé inmediatamente a leer More Than Human, un libro de ensayo que Naam escribió algunos años antes que su novela y en el que explora diferentes formas en las que la ciencia puede ayudar a mejorar nuestros cerebros y nuestros cuerpos.

A pesar de todo esto, Nexus también tiene algunos problemas menores. Como mencionaba más arriba, algunos de los personajes son un tanto unidimensionales y caen en el cliché, especialmente los que trabajan para el gobierno estadounidense. La prosa es funcional y resulta complicado encontrar alguna metáfora. Pero el mayor problema, en mi opinión, es que el libro no es demasiado sutil y, en ocasiones, se acerca a un panfleto de propaganda. Creo que Naam apunta varios argumentos muy sólidos a favor del progreso científico y tecnológico, pero aunque tiendo a estar de acuerdo con esa opinión, tengo la sensación de que es demasiado optimista sobre la naturaleza humana.

En cualquier caso, recomiendo muy especialmente la lectura de Nexus. Es muy entretenido y, además, hace reflexionar; una excelente combinación de especulación interesante con una trama que engancha. Sólo lamento no haberlo leído antes y estoy ansioso por ponerme con Crux, que ya me está esperando en mi Kindle.

Nota: Quiero agradecerme a mi buena amiga Leticia Lara, de Fantástica-Ficción, el haberme empujado a leer esta maravillosa novela. ¡Gracias, Leti!

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)    

Nexus, by Ramez Naam

(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate itThanks.)

Review Soundtrack: I suggest reading this review while listening to the The Nexus, by Amaranthe (Spotify, YouTube).

I have had Nexus, Ramez Naam's excellent debut novel, for too long sitting on my shelf, mainly because of the techno-thriller that has been many times attached to it. In my reduced experienced, techno-thrillers usually have little of techno (and, even worse, that little is often implausible and misguided) and much of (conventional) thriller, a combination that I couldn't care less for. But Nexus is a completely different beast.

If I had to use just two words to summarize my impressions after reading Nexus, they would "perfect balance". Perfect balance between the scientific speculation and the action scenes; perfect balance between developing the characters and advancing the plot; perfect balance between entertaining the readers and making them think.

One of the most pleasant surprises of Nexus was the way Naam manages to make ideas that are not specially new or original (brain implants or body augmentations, for instance) really thought provoking. And that is because he focuses not only on the changes that these technologies will bring for the individuals adopting them, but for the society as a whole. It is evident that Naam has devoted a lot of time to think about these issues and has been able to convey both the chances and possibilities that this revolution would bring and the risks that we, as a species, would likely be facing when it comes.

The characters are a bit cliched but, nonetheless, really interesting, mainly because they have to make really difficult ethical choices. There is also a clear evolution of their personalities, most notably in the case of Samantha Cataranes, whose arc makes a perfect use of hints and flashbacks. The secondary characters are also very interesting, especially Feng, who seems to be taken from a (good) James Bond movie, and Mai, who is not only used to great emotional impact but also gives some clues about the paths that Crux, the sequel to Nexus, can follow.  

The pace is almost perfect. I think most of you will agree that "page-turner" is a word that has been overused to describe books, but in this case it aptly describes what you will find in Nexus. Despite the book having more than 450 pages, I read it in just a few days. The chapters are short, with many changes of point of view, and there is always something interesting happening, whether you are reading an action scene or a discussion about the moral implications of a certain technology. Some parts are hilarious (the test of the Don Juan program, for instance), others are full of sense of wonder (the visit to the ... market) or emotionally moving (some of the revelations about the past life of Cataranes). Again, an excellent mix of different elements with a perfect balance.

I also enjoyed very much an extra chapter, after the story ends, in which the author explains some actual scientific research that inspired him to create the technological background of the novel. It is brief, but completely awe-inspiring. So much, that, after finishing Nexus, I immediately started reading More Than Human, a non-fiction book that Naam wrote several years before his novel and in which focuses on the different ways science can help enhancing both the body and the brain.

Despite all this, Nexus also has some minor problems. As I mentioned above, some of the characters are a bit one-dimensional and cliched, especially the ones working for the American government. The prose is serviceable at best, and you will struggle to find a metaphor. But the main problem, in my opinion, is that the book is not very subtle and even a bit preachy sometimes. I really think that Naam makes some very good points in favor of scientific and technological progress, but though I tend to agree with that vision, I have a feeling that he is too optimistic about human nature.

Anyway, I can highly recommend reading Nexus. It is a fun, thought-provoking read, an excellent combination of interesting speculation with a gripping plot. I only regret not having read it before and I am really looking forward to reading Crux,  which is already waiting for me on my Kindle.

Note: I want to thank my good friend Leticia Lara, from Fantástica-Ficción, for pushing me to read this wonderful novel. Thanks, Leti!

(You can also read this review in Spanish/También puedes leer esta reseña en español)